jueves, mayo 08, 2014

La Ceiba de Punta Brava a punto de morir.


Soy una ceiba, ¿me pueden ayudar?
 

Historia de una ceiba a punto de morir.

Hay cosas que nadie entiende en Punta Brava, y una de esas es precisamente el empeño de alguien en acabar con lo poco que a ese pueblo le queda de bello y de historia. En mi caso particular, y aunque no nací ahí, soy parte del barrio desde hace ya 25 largos años, y como ciudadano comprometido con su gente y destino, trato de estar y hacer hasta donde sea posible en todos los escenarios de conflictos que regularmente nos asechan.
 
Pero hoy no soy yo el que habla, sino mi pueblo, mis amigos, mis vecinos, los dolidos. Los mismos que recurren a este blog quizás como última esperanza, para detener este asesinato a una memoria histórica, aún viva; la ceiba de Punta Brava.
 
Ojalá y sirva este espacio, junto a la carta que se envió al responsable del Patrimonio de nuestra ciudad, Dr. Eusebio Leal Spengler, cuya secretaria rebotó hacia el Consejo de Estado (sin recibir respuesta alguna), y que más tarde fuera reenviada al Ministerio de Agricultura, donde al parecer sus funcionarios entendieron  todo lo contrario al mensaje original, es decir, …“cortarla, no dejarla” en lugar de “cortarla no, dejarla”.
 
Sea como sea, creemos que aún estamos a tiempo, pero solo si elevamos la voz y denunciamos este arbitrario hecho antes que suceda, todos unidos.
 
Agradecemos su difusión y solidaridad. !Salvemos la ceiba de Punta Brava!
 
Carlos Alberto Pérez.


Vivo todavía en la calle 54, No 24315 e/ n 45 47. Punta Brava, municipio La Lisa. Esta semana me van a talar, y si lo hacen, más de 200 años de tradiciones y referencias se perderán. Si me dejan, podré volver a retoñar.
 
La ceiba de Punta Brava, antes de ser talada.