viernes, abril 11, 2014

La batalla de Marianao.


Calle 130 y 49, lugar donde se produjo la batalla de Marianao.
 
 
La batalla de Marianao:Sin duda la batalla más importante del regimiento Goicuría, fue la que se llevó a cabo el 28 de julio de 1897 en Marianao.
 
Este combate se libró para dar un escarmiento al general Valeriano Weyler, el que había remitido un cablegrama donde explicaba al gobierno de Madrid, que en un recorrido que había efectuado por algunos poblados, con el fin de enterarse de como se encontraba el estado de la provincia, solamente existían en esta, pocos grupos de insurrectos que de ellos darían cuenta los batallones encargados en la zona.
 
El ataque a Marianao se hizo realidad pese a la muerte de Antonio Maceo, ya que la necesidad de ejecutar una acción de guerra que desmintiera las comunicaciones de Weyler al extranjero seguían cobrando fuerza y esto causaba cierta incertidumbre entre la emigración; por lo que el 28 de mayo de 1897 Baldomero Acosta recibe una comunicación que le remitió Perfecto Lacoste delegado en la Habana de la Junta Revolucionaria informándole la urgencia con que se debía ejecutar la acción de guerra.
 
Días después Lacoste y Baldomero se encuentran en la playa El Salado para comenzar la contienda escogiendo Marianao con lo que se cumplía el deseo de Maceo, además de ser el lugar idóneo para la acción ya que era una de las plazas más importantes y protegidas por el gobierno colonial, pues su posición se considera estratégica ya que a través de ella se podría lanzar un ataque hacia la Habana con mayor facilidad.

Por lo tanto consideraron que participarían en la acción el regimiento Goicuría y el de Santiago de las Vegas que estaba bajo el mando del Tte. Coronel Juan Delgado. Relata la prensa de la época que aquel día 28 de julio de 1897 a las 9:00 PM «los valerosos jefes cubanos ponían un cerco al pueblo de Marianao penetrando en el a vivas fuerzas.»

Desde que entraron en el pueblo los mambises se entabló el combate con las tropas enemigas, que sorprendidas por el inusitado encuentro se habían parapetado en las casas, en el fuerte y dirigían sus fuegos hacia los asaltantes. Pese a la resistencia de los voluntarios, el avance de las tropas mambisas fue decisivo no obstante la terrible lucha establecida por ambos contendientes.

Después de 4 horas de batalla y cumplido el objetivo de la misión se retiraron las tropas mambisas dejando en el campo varios heridos, 3 soldados muertos así como un capitán de voluntarios apellidado Hechazameta.

Los refuerzos enviados desde la capital no llegaron a tiempo, encontrándose al llegar solamente un insurrecto muerto y el escándalo, que después resonaría en la prensa de la época desmintiendo las informaciones de Weyler de que la provincia estaba pacificada.

Fuente: Historia de Cuba.

Busto de Baldomero Acosta General de la Guerra de Independencia
en Mariano.