jueves, diciembre 26, 2013

Postales navideñas cubanas 1961-62.

Postal de Navidad de 1961. 
 
 
 El lema de aquella navidad fue: “Sea feliz revolucionariamente en Pascuas de Cuba libre.” Las navidades del próximo año 1962 harían circular el lema “Felices pascuas en casa propia.” para entonces, con el título “Jesús del Bohío” se representaba la Navidad en la marquesina de la estación de radio CMQ, en La Habana. Los tres Reyes Magos eran Castro, el Ché y Juan Almeida, el único hombre de raza negra en una alta posición dentro de la revolución. Ellos llevaban como regalos la Reforma Agraria, la Reforma Urbana y el Año de la Educación, que sería el próximo.”
 
 
 
Postal de navidad 1962. Cuba. 
 Adoctrinamiento total.
 

Postal de navidad 1962 (reverso).
 
 
Ocurrió en diciembre de 1961. La postal fue distribuida por correo a dirigentes revolucionarios y algunos cientos de militantes de la AJR (Asociacion de Jovenes Rebeldes.  La pieza es un incunable. Solo existe este ejemplar en mi poder. Ejemplar único que, pese a todo, muestra la agudeza política de Carlos Quintela Rodríguez “El Quinte”, jefe de la Comisión Nacional de Propaganda de la AJR y director a la vez de la revista Mella, y su esfuerzo por preservar algo —más que una festividad religiosa, se trataba de una tradición familiar cubana. El negro viejo, pero aún vigoroso —¡miren esos brazos, los dorsales!—, que representa el año que termina viste el uniforme de los alfabetizadores, puesto que 1961 había sido nombrado Año de la Educación. El parvulito que se apresta a descargarle un golpe con su enorme llave inglesa al vapuleado Tío Sam (al dorso de la postal), representa a su modo —aunque no de una forma tan evidente—, el ideario ideológico de los nuevos empeños del proceso revolucionario: 1962 será el Año de la Planificación.