sábado, noviembre 02, 2013

El Bogotazo.




Testigo all�: 
un estudiante cubano situado a unos pocos pasos del suceso.
-Fidel Castro Ruz-
 
 
 

Una profunda y clarisima senal de violencia izquierdista 
que no analizamos en su preciso momento.
 
 
El Bogotazo
Por Maria Teresa Villaverde Trujillo



Era la 1:15 p.m. de aquel viernes 9 de abril de 1948 cuando cae abatido  por tres impactos de bala Jorge Eli�cer Gait�n, el mas prominente pol�tico, aspirante a la presidencia por el partido Liberal y el mas firme candidato de Colombia. 
 

Un amigo de la infancia, (epd) a quien no gustaba de aventuras pero a quien su destino a veces lo situaba en momentos excitantes, me envi� un correo recordando lo que �l presenci�:
... estando hoy de mente clara te voy a contar sobre como yo recuerdo la fecha del 9 de Abril de 1948..
Se estaba hablando de una conferencia Panamericana en Bogota. Mr. Marshall de U.S.A. estar�a presente,  llevaba la libreta de cheques para tratar de unificar Sur America.  El entonces portavoz de los pobres era el abogado Jorge Eli�cer Gaitan Ayala,  l�der de un movimiento popular colombiano y en aquel tiempo jefe del partido liberal colombiano (1947-1948)  quien a lo mejor o a lo peor era m�s idealista.  Es mi opini�n pero recuerda yo era muy joven- 

Continua mi amigo de la infancia recordando:

...
Fidel Castro que hab�a asistido a Bogota se dirig�a hacia las oficinas de Gaitan, de repente suenan 3 disparos. Gaitan cae muerto y Fidel se pone una gorra como para cubrirse la cara y sale corriendo. Cuando lo pararon no le encontraron un arma de fuego y no lo pudieron encausar.  Pero el tiempo que estuvo corriendo pudo haber tirado el arma o d�rsela a un c�mplice.  Eso estuvo por semanas y semanas en los peri�dicos en Sur Am�rica y desde luego en los noticieros de cine que yo cubr�a para una empresa noticiosa en uno de los pa�ses de Sudam�rica. Yo tuve la mala suerte de estar detr�s de Gaitan, as� que no pude ver quien venia por el otro lado, solo vi caer a Jorge Gaitan despu�s del primer tiro; cuando se desplomaba puede verse en mi toma como el cuerpo fue golpeado por otras dos balas.  Yo nunca hab�a sido testigo de un asesinato o intento. Por noches no pude dormir aunque hasta aquel momento yo no sab�a de quien era Jorge Gaitan pero me impact� mucho ver un hombre asesinado..  Yo v� a un hombre corpulento correr y aunque yo conoc�a a Fidel, no lo reconoc�. Hoy en d�a con digitalizaci�n hubiera sido f�cil de agrandar un cuadro y saber quien era.
Es dif�cil recordar y admitir los errores que cometimos en aquella �poca por no pensar, y ver ahora a trav�s de los siguientes a�os las verdaderas intenciones de los que ya perfilaban como futuros pol�ticos nuestros. 

He aqu� la declaraci�n del dictador cubano recordando aquellos hechos, publicada hace alg�n tiempo en un peri�dico gubernamental:  

…Las ideas marxistas, todav�a incipientes, no tuvieron nada que ver con nuestra conducta, fue una reacci�n espont�nea de nuestra parte, como j�venes con ideas martianas, antiimperialistas, anticolonialistas y pro democr�ticas�.   �Nosotros contact�bamos con los estudiantes, hasta lo conocimos a �l, a Gait�n, con quien nos reunimos y decidi� apoyar el congreso de estudiantes (...) cuando est�bamos all� tratando de crear la Federaci�n de Estudiantes Latinoamericanos, entre otras cosas,... eran nuestros programas, m�s bien antiimperialistas y antidictatoriales, no socialistas todav�a.

Sin embargo, Nathaniel Weyl, escritor y economista norteamericano, quien fue miembro del Partido Comunista de Estados Unidos desde 1933 a 1939, autor del libro Red Star Over Cuba, the Russian Assault on the Western Hemisphere (1961) escribi�: 

According to police records Fidel Castro was suspected of personally of assassinating Gait�n, as his Cuban travelling companion, Rafael del Pino was seen with the fascist former mental patient, Juan Roa, an hour and a half before the assassination. -Castro had attempted to recruit Gait�n earlier to his cause, but Gait�n had repeatedly declined and was assassinated because he was too politically influential and would have countered the Cold War objectives of the USSR in the Caribbean…