viernes, noviembre 29, 2013

Casabe Patrimonio Nacional cubano.


 


Promocionan al casabe como Patrimonio Nacional cubano.
por Ramón Guerra Díaz .

Realmente interesante que se quiera declarar al casabe como Patrimonio Cultural de la Nación, patrimonio que compartimos con el área del Caribe y Venezuela, dado el origen de este plato de la cocina de los pobladores originarios de estas islas provenientes en principio de la cuenca del Orinoco en Venezuela. Mis recuerdos del casabe son pocos, porque en las zonas urbanas del oriente cubano no se consume mucho, aunque sí en las áreas rurales donde muchos campesinos lo preparaban por su fácil elaboración y conservación.
Junto con la hamaca, el bohío y el ancestral uso de toponímicos de origen arahuaco, es poco lo que nos queda de esta raza noble y laboriosa que llegó a Cuba en oleadas desde las otras islas y que fue la primera víctima del conquistador español, más presto a su enriquecimiento que en aprender de aquellos pueblos.
Sabemos poco de ellos, pero hay una realidad, resistieron apegados al monte, en un cimarronaje rebelde que los llevó a sobrevivir en parajes intrincados del macizo Sagua-Baracoa y en la Sierra Maestra, lugares en los que persistieron hasta nuestros días agrupaciones humanas de lenta asimilación a la cultura europea, con una endogamia que mantuvo más o menos puras sus características raciales y con un legado cultural, rastreable aún en esas regiones de Cuba.
                                               
                                                 *  *  *  *
 
CAMAGÜEY, abril 20.— Promover el casabe como Patrimonio Cultural de la Nación estará entre los objetivos de la Tercera Jornada de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, se anunció hoy en la más central de las ciudades del oriente cubano, destacó PL.
 
Daimi Ruiz, directora de la Casa de la Diversidad Cultural camagüeyana dijo que en el análisis sobre la cultura aborigen cubana: su resistencia cultural y legado, (del 21 al 25 de mayo), especialistas de todo el país reflexionaran también en torno a la cultura alimentaria.
 
Apuntó que el casabe se mantiene en la dieta alimentaria en diversas regiones del país y es uno de los más autóctonos y antiguos que se conserva hoy en la ciudad de Camagüey, así como que formó parte indisoluble de la dieta del Ejército Libertador.
Los estudiosos consideran que el casabe o pan de yuca forma parte del legado de la cultura taína asentada en gran parte del archipiélago cubano, desde antes de la llegada de los españoles (1492) hasta inicios del siglo XVI.
 
Las investigadoras camagüeyanas Mirlyett Malvares y Odalys Brito precisan que para la fabricación del casabe, los aborígenes emplearon diferentes objetos propios del ajuar taíno tales como raspadores y guayos de piedra, con los cuales pelaban y rallaban la yuca.
 
El estudio demuestra asimismo que en la región los aborígenes utilizaban los burenes, una especie de platos cerámicos, para extender la masa deshidratada (catibía) que luego colocaban sobre el fuego para su cocción definitiva en forma de tortas.
 
Además, el alimento no solo constituyó una dieta básica de los aborígenes sino también de los españoles que arribaron con la conquista (de ahí el refrán “a falta de pan, casabe”) y según datos de los llamados Cronistas de Indias, lograban alcanzar rendimientos notables que impactaban a los europeos.
 
Documentos facilitados a Prensa Latina por la directora de la Casa de la Diversidad Cultural camagüeyana, acentúan que a finales del siglo XVI, el casabe fue desplazado, en casi toda Cuba, por el trigo importado de España y México, manteniendo su fabricación en algunas zonas del interior del país, entre las que se destacaba la villa de Puerto de Príncipe, hoy Camagüey.
 
Demuestran las evidencias que en el siglo XIX, la producción casabera en la comarca era considerada superior en calidad a la proveniente de algunas zonas de occidente y se registra la existencia de numerosos establecimientos o estancias dedicadas al plantío y cultivo de la yuca amarga, para la elaboración del casabe y el almidón.
 
La especialista comentó que en la zona de Sierra de Cubitas, al norte de la ciudad de Camagüey, se mantiene la tradición de fabricar el casabe, un plato tradicional que forma parte de las ofertas del San Juan Camagüeyano, fiesta popular tradicional que tiene lugar del 24 al 29 de junio de cada año.
 
La Tercera Jornada de la Diversidad Cultural para el Diálogo y en Desarrollo en Camagüey, se incluye entre las acciones que se desarrollarán en Cuba en el contexto del Día Internacional de la Diversidad Cultural que se celebra el 21 de mayo y el Día de África, el 25 de mayo.