jueves, noviembre 14, 2013

Cacique Hatuey y su esposa Guarina.


Hatuey y su esposa guarina.
 



CACIQUE HATUEYPor: Javier Del Valle Ávila
Hatuey fue un Cacique de la Isla de Haití (Española) durante los primeros años de la Conquista, un tiempo antes de la salida de Diego Velásquez (Conquistador de Cuba) hacia Cuba, Hatuey partió con 400 guerreros de la Española hacia Cuba a advertir sobre el peligro de los Españoles y de lo que se debía de esperar de ellos.

Bartolomé de las Casas luego le atribuiría el siguiente discurso a Hatuey cuando este arribo en Cuba. Según de las Casas este trajo una canasta con joyas y oro la mostró y luego dijo:

"Este es el Dios que los Españoles adoran (refiriéndose al oro y las joyas). Por esto ellos pelearan y mataran; por esto nos perseguirán y por eso es que debemos lanzar esto al mar. Estos tiranos nos dicen que adoran a un Dios de paz e igualdad, y aun así, usurpan nuestras tierras y nos hacen esclavos. Ellos hablan del alma inmortal y de recompensas y castigos eternos si se hace mal y aun así roban nuestras pertenencias, seducen a nuestras mujeres y violan a nuestras hijas. Luego de eso incapaces de igualar nuestro valor, estos cobardes cubren sus cuerpos con hierro que nuestras armas no pueden traspasar..."

La mayoría de los nativos de Cuba no creyeron las historias de Hatuey y pocos se unieron a la rebelión o a los preparativos de la invasión que finalmente vino en 1511 cuando Velásquez finalmente llego a Cuba. Hatuey empleo la guerrilla para luchar en contra de los españoles. Luego de algunas victorias, los Españoles pudieron finalmente derrotarlo y capturarlo.

Hatuey, fue condenado a morir en la hoguera por los Españoles. Un sacerdote le pregunto si aceptaría a Jesús para entonces poder ir al cielo (y posiblemente ser ejecutado de otra forma que no fuera la Hoguera), ante eso Hatuey pregunto si había Españoles en el cielo, a lo que el sacerdote contesto que si y muchos, a esto Hatuey le contesto que el no quería saber nada de un Dios que permitía que seres tan crueles perpetuaran crímenes en su nombre.

Hatuey fue quemado en la hoguera.

La tradición dice que Hatuey fue quemado cerca de la ciudad que en el futuro se llamaría Bayamo cerca de en donde en 1868 ocurrió el Grito de Yara que lanzo la Primera Guerra de Independencia de Cuba.
 
                                              ******************
 
 
Hatuey decia que:
"Ellos nos hablan de un alma inmortal y de sus recompensas y castigos eternos, pero roban nuestras pertenencias, seducen a nuestras mujeres, violan a nuestras hijas. Incapaces de igualarnos en valor, estos cobardes se cubren con hierro que nuestras armas no pueden craquear".   
     
 
Estatua "El suplicio del cacique Hatuey.
Tallada en madera, ubicada en el poblado de Yara,
actual provincia de Granma, Cuba.
 

Tarja al pie de la estatua.
 
 
Monumento a Hatuey en Baracoa.
 
 
 
 
Hatuey fue condenado a la hoguera,
castigo reservado a los más viles criminales.
 
Pero cuando estaba a punto de ser quemado, y le preguntaron si quería convertirse en cristiano para subir al cielo, preguntó: "¿y esos hombres blancos también van al cielo?".
Al recibir una respuesta afirmativa dijo:
  - “¡Entonces yo no quiero ir adonde esos hombres vayan!”.