viernes, agosto 09, 2013

Agosto 10. 1960- Un dia como hoy Agosto 10. Compañías norteamericanas robadas por la dictadura cubana



1960- Un dia como hoy Agosto 10.  El pueblo de La Habana y otras ciudades participa masivamente en los entierros simbólicos de las compañías norteamericanas robadas por la dictadura cuatro días antes. Prohibido olvidar.

nacionalizaciones a 26 empresas norteamericanas que operaban en la Isla.

Desde horas tempranas del 7 de agosto de 1960, numerosas personas se concentraron ante el edificio de la Cuban Telephone Company, en la capitalina calle Dragones.

Armado de una escalera, un obrero retiraba todo letrero alusivo a la transnacional. Otros trabajadores despojaban a las paredes de los afiches de Tonito Rin-rin, logo utilizado para la publicidad por esa firma, cuyos “restos” eran velados en el lobby. En la calle, ciudadanos portaban cartelones: “Tonito Rin-rin, se llamaba“, “Murió Tonito, pero nació Liborito”. 

A esa misma hora, en el edificio principal de la Cuban Electric Company (Cubaneleco), ubicado en la calle Carlos III, funcionarios del Gobierno Revolucionario hacían efectiva la nacionalización.
Irónicamente, desde las puertas de vidrio que custodiaban la entrada, el logo de esta trasnacional, un bombillo risueño y con casco llamado K-Listo Kilowatt, continuaba sonriendo. 

Ante el Palacio de los Trabajadores, sede de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), se congregó un mar de pueblo.

Varios ataúdes que representaban a diversos monopolios expropiados, a los que seguían actores y actrices disfrazados de llorosas viudas, fueron cargados en hombros y en estruendosa pachanga la muchedumbre enrumbó a Carlos III, continuó por Reina, Prado —en el Capitolio aguardaba otra multitud—, hasta Malecón, a gritos de “1, 2, 3 y 4. Hay Fidel pa’ rato… 5, 6, 7 y 8, Eisenhower, viejo chocho”.

Una estentórea voz iba mencionando cada una de las compañías norteamericanas robadas: “EssoUnited Fruit CompanyTexacoManatí Sugar Company” y un coro gigantesco le replicaba: “Se llamaba”. En el embarcadero del Castillo de la Punta, se arrojaron los féretros al agua.





 
 
Del local de la expropiada Cuban Telephone Company sus
empleados sacan en hombros el ataúd de Tonito Rin-rin, logo
y símbolo de la transnacional.