jueves, junio 27, 2013

Reciclado de culeros desechables en Cuba.

Imagen tomada de Havana Times. 2013
 
En Havana Times, Mercedes González Amade
narra cómo reciclaba los culeros desechables:
…El culero ya usado por el niño se abre, se le quita el relleno, se lava lo que queda y se pone a secar. Una vez seco, por donde se le sacó lo que comúnmente también llamamos “tripa” (el relleno), se introducen dos culeros de tela doblados en cuatro y, si por casualidad la parte que antes tenía el pegolín pierde su efecto, usamos dos alfileres.
Se puede hacer esto las veces que el culero aguante el lavado y secado. A veces en las tiendas venden las famosas “tripas”, pero como son tan demandadas enseguida se agotan.
Las nuevas “tripas” de tela que sustituyen a las antiguas, son fáciles de lavar cuando se ensucian.
Podría asegurar que este método es utilizado por el 90% de las mujeres cubanas.
H/T Penúltimos Días.

Imagen tomada de tumiamiblog. Pinar del Río, 2010.
H/T Cuaderno de Cuba