sábado, junio 29, 2013

Barrio Chino de la Habana.

 
 
 
 
Así se inició el Barrio Chino de la Habana.

Los chinos traían una cultura diferente a la de los africanos y pronto cuando el contrato alevoso se cumplía y mediante una artimaña legal se les extendía el trabajo casi esclavo, muchos eligieron el suicidio, otros una vez libres derivaron hacia los oficios para ganarse la vida. Trabajaron en La Habana en la industria, el comercio, los servicios y las ...
construcciones. No rehuyeron ha incorporase a la lucha por la Independencia de Cuba en su momento, y sobre eso se ha escrito bastante.

En los inicios existía un espacio vacío en el centro de La Habana, cuyo eje central era la llamada Calzada de la Zanja, a lo largo de la cual pasaba el agua del río Almendares desde los afluentes de Puentes Grandes hasta el Callejón del Chorro, con destino a las embarcaciones, en lo que hoy es la Plaza de la Catedral. El chino Chun Long, con el nombre españolizado de Luis Pérez, funda en 1858, una fonda en la esquina de Rayo y Zanja, mientras su paisano Lin Si Yin (Abraham Scull) levanta un puesto de verduras chinas y frutas.