sábado, diciembre 01, 2012

Porque nos ofende a los cubanos escuchar hablar de la "Moringa".

Escrito de mi apreciado amigo Osmany Rodriguez, sobre el porque nos ofende a los cubanos escuchar hablar de la "Moringa".

Amigos todos, lo que sucede con esa planta se va por encima de cualquier razon que justifique su uso, al menos para quienes sufrimos la arrogancia y el impositivismo forzoso conque se nos obligo a vivir en Cuba, como lo es la Soja o el Anamu.

En Cuba se vive en contra de la razon porque un despota irrespetuoso impuso el modo de vivir sin-razon.... y a golpe de fustas y capricho. Misma bestia que impuso todo en una sociedad militarizada y de comando. En una sociedad donde lo peor es para el ciudadano comun al tiempo en que una elite privilegiada resulta favorecida con un estilo de vida principesco.

Hoy nos quieren vender la idea de que la Moringa es lo mejor, como mismo antes nos impusieron la austeridad extrema que hoy arrastro a Cuba a la indigencia, como antes nos impusieron los trabajos voluntarios, las guerras mercenarias de Africa y America, la guardia obrera, el " dia de haber para las MTT, las jornadas de trabajos forzados en la agricultura, como mismo nos obligaron a seguir las demoniacas aventuras de aquel imbecil en zafras azucareras extenuantes e improductivas. Al igual que aquel cinico hoy abandera la moringa, tambien impusieron las consignas, las marchas, los himnos odiadores, el falso nacionalismo, la intolerancia, la pasion por la vulgaridad y el desprecio hacia el diferente, nos impusieron el sometimiento, el pillage, el canibalismo salvaje, la desidia, la envidia y el culto al oscurantismo.

Todo ello nos lo impusieron como pretende aquel moribundo sicario ahora hacernos creer que la moringa alimenta, nutre y tiene mas propiedades que ningun otro alimento, y siendo que ni el, ni alguno de quienes le rodean y sostienen son capaces de consumirla!. Resulta trasnochadamente cinico que aquel sicario imponga el consumo de esta planta... o comer ratas, en sustitucion de otros nutrientes que el mismo, por desprecio, priva a toda una nacion de su consumo!.

Esa es la razon por la que hablar de esas alternativas alimenticias resulta una afrenta para nosotros. Mas alla de las cualidades que puedan tener cualquier planta, alimento o medicamento, si fue propuesta o promovida por el peor verdugo del pueblo cubano, es razon mas que sobrada para que nostros, la mayoria, dejemos de estimarle y por el contrario, le odiemos. Muchas heridas sangran en nuestra alma como para, ni por inocencia siquiera, le rindamos culto a algo, que de que aquel mostruo o su sistema venga!!.