miércoles, septiembre 05, 2012

Joseito Fernandez y la Guantanamera.

 
Un día como hoy, 5 de septiembre pero del año 1908, nace en el Barrio de Los Sitios, de La Habana, José "Joseíto" Fernández Díaz. Músico y compositor cubano, autor de la conocida música de "Guajira Guantanamera", sobre versos originales de José Martí, con agregados suyos. A los doce años cantaba serenatas con sus amigos del barrio. Años después, y sin poseer estudios musicales académicos, formó tríos y sextetos de aficionados, hasta que comenzó a cantar en varias orquestas típicas.

 Durante su juventud trabajó como zapatero, vendedor de periódicos y otros múltiples oficios con los que debió sustentar a su familia.

 Comenzó a trabajar en una estación de radio de Guantánamo hacia finales de la década de 1920, pero no fue hasta 1928 que logró reconocimiento al componer Guajira Guantanamera.

 A partir de 1943 participó de un programa radial llamado “El suceso del día” narrando los sucesos sociales de la época, el cual se mantuvo en el aire durante catorce años.
En 1963 adquirió reconocimiento internacional a partir de la interpretación de su obra por el cantante estadounidense Pete Seeger, durante un concierto Carnegie Hall de Nueva York.

 En 1971, Pete Seeger lo conoció personalmente durante su visita a Cuba y desde entonces sellaron una profunda amistad, hasta su muerte, ocurrida el 11 de octubre de 1979.

 Sello identificativo del acervo musical cubano, su "Guajira Guantanamera" ha tenido a través del tiempo más de 150 versiones en prestigiosos vocalistas e instrumentistas, entre ellos Benny Moré, Démis Roussos, Paul Mouriat, Richard Clayderman, Libertad Lamarque, Julio Iglesias y José Feliciano.

 Entre la infinidad de recuerdos que atesora la hija mayor de Joseíto Fernández, sobresale el amor de su padre hacia los niños. "Aunque se retiró joven por problemas de salud, su mayor orgullo era caminar por las calles de La Habana y que la gente lo saludara como alguien muy cercano", puntualiza Migdalia.

 "Cuando se acercaba a los niños escuchaba cómo lo reconocían: ¡por ahí viene Joseíto Fernández!, e incluso en ocasiones tuvo que cantar algún fragmento de la Guantanamera". Verdadero hombre de pueblo, Joseíto se mantuvo incólume ante la popularidad merecida. El norteamericano Pete Seeger había lanzado al mundo desde el Carnegie Hall, de Nueva York, la melodiosa guajira con los versos de José Martí. Pero no había duda; la paternidad correspondía al compositor cubano.

 Autor de conocidas canciones, entre ellas "Elige tú, que canto yo", "Amor de madre", "Demuéstrame tú" y "Así son, boncó", Joseíto Fernández se sintió siempre cubano hasta los tuétanos. "Nunca quiso viajar al extranjero porque decía que al estar fuera de Cuba, moriría de nostalgia", cuenta su hija.

 De su humildad y rectitud; de su entrañable amistad con Barbarito Diez; de ese sentir criollo que mantuvo hasta el final, sobran las evidencias en su casa-museo de Los Sitios, señalada con el número 658 de la calle Gervasio, en La Habana. No en valde expresaría un día: "No hay un sólo acto en mí/ que aminore la valía/ la gran honradez y hombría/ ambas virtudes muy grandes/ de Joseíto Fernández, el Rey de la Melodía".
 
(Fuentes internet).