viernes, junio 15, 2012

GLORIETA DEL PARQUE CESPEDES, MANZANILLO





La Glorieta de la Ciudad de Manzanillo, está ubicada en el centro del Parque Céspedes, enmarcado por las calles: Martí, Merchán, Maceo y Bartolomé Masó, municipio Manzanillo, provincia Granma.

Fue edificada en el primer cuarto del siglo XX, e inaugurada oficialmente el 24 de junio de 1924, tomando como modelo la glorieta existente en el Patio de los Leones, del palacio de La Alhambra, en la ciudad de Granada, España.
Desde la última década del siglo pasado, la rotonda central del Parque Céspedes entonces llamado Plaza de Armas estaba ocupada por una fuente o estanque en cuyo centro existía una estatua como de 2 m de altura con la figura de Neptuno, después esa estatua fue trasladada para el Parque Vallespín en Barrio de Oro y la rotonda fue cementada.

En el período gubernativo de 1923 hasta 1927 ocupó el cargo de alcalde Municipal de Manzanillo el agrimensor Manuel Ramírez León, quien sugirió una obra que sirviera de ornamento permanente para la ciudad.

De ahí surge la idea de construir una glorieta que sirviera de sede a la Banda Municipal de Conciertos que ofrecía sus retretas dos veces por semana en el centro del Parque Céspedes.

La comisión designada por la Alcaldía para materializar el proyecto aglutinó elementos con experiencias suficientes en la planificación y ejecución de construcciones, acordándose hacer una glorieta con el estilo de la que existe en el Patio de los Leones, del palacio de La Alhambra, en la ciudad de Granada, España.

Los planos estuvieron a cargo del arquitecto Carlos Salvador Seguera y del Ingeniero (Augiareich Valerino). La obra estuvo dirigida por el constructor Canacio Rafael Orchella, quien ya había dado muestra de su maestría en la construcción, con la fabricación de varios edificios importantes de la localidad.

La obra arquitectónica se estima como el resultado del esfuerzo colectivo del pueblo manzanillero, un hermoso exponente de su creatividad y refinamiento estético, convirtiéndose con los años en el símbolo cultural de Manzanillo.

La glorieta es de forma hexagonal que armoniza mejor con la forma de célula del techo, y las columnas se elevan desde una base de un metro de altura, un zócalo revestido de mosaico con bajo relieve vitrificado, que independiza y da mejor perspectiva a esta Glorieta.

Dentro de sus características constructivas, posee valores arquitectónicos y culturales. Presenta una gran riqueza arquitectónica, ya que existe en el patio de los Leones del Alhambra de Granada, España; construida aquella en el esplendor de la dominación árabe en la Península Ibérica, es un representante de la arquitectura mudéjar, presenta delgadas columnas sustentando una ampulosa cúpula cubierta de losas vidriadas dispuestas en forma helicoidal semejando escamas imbricadas. La utilización de arcos calibrados, zócalos de mosaico vidriados y trabajado en bajo relieve, piso y escalones de mármol y reja circulares de hierro forjado.
Actualmente sirve de cede a la Banda Municipal de Conciertos, que desde entonces ofrece sus retretas en el Parque Céspedes.

Precisamente por sus valores históricos, culturales y arquitectónicos fue declarada Monumento Local, el 19 de Marzo de 1991.