jueves, mayo 17, 2012

El asesino Che Guevara y su visita a Madrid.

A muchas personas le ha sorprendido la noticia y creyeron que las fotos podrian ser un fotomontaje, pero es verdad, el Che Guevara ha estado en Madrid, especificamente por la Ciudad Universitaria y la Gran Vía.

Según datos, el Che fue a España no una, sino tres veces, una de ellas bajo una identidad falsa y con pasaporte uruguayo.

Iba de viaje a El cairo, pero para llegar mejor, había que pasar por Madrid. No perdió el tiempo el asesino Che y negoció con las autoridades Franquistas su paso por España para hacer escala. Vestido con el clásico uniforme del ejército cubano, tocado con la típica boina negra y con un enorme puro asomando entre sus barbas, así se paseaba el revolucionario por las calles de Madrid el 13 de junio de 1959, aunque seguramente muy pocos lo reconocieron.

Franco le autorizó, y paso 19 horas por Madrid de visita turística, la primera vez.

Tambien fue consentido y reconsentido por Francisco Franco Bahamonde. Parece que con Franco ni se entrevistó, aunque lo que si se sabe es que la policia, ni tocaban a uno de los comunistas más importantes de la revolución Cubana.


 Cerca del intercambiador de Moncloa.


Pidió que le abrieran Galerías, que hoy ya no existen,
y le abrieron las tiendas que estaban cerradas para el solo, e hizo sus compras.


Rodeado de su séquito militar disfrutando de una corrida de toros.


Pidió ver una plaza de toros y le abrieron las puertas.
Dentro de la Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid.


Con un periodista en un hotel de Madrid


Che Guevara, en la Facultad madrileña.




Con un pasaporte falso a nombre de Ramón Benítez, aterrizó en Barajas, pues en octubre de 1966 el terrorista se escondía ya, bajo una falsa identidad, y se había caracterizado con gafas y con el centro de la cabeza afeitado y desprovisto de pelo, según la fotocopia del falso pasaporte uruguayo que se encontró tras su muerte.
En él se distinguen claramente los sellos de entrada y salida del aeropuerto de Barajas y el nombre que continuó utilizando después en su actividad guerrillera en Bolivia para su macabro proyecto de  regar el comunismo en toda América Latina.