sábado, abril 21, 2012

El Departamento de Estado investiga la reclamación de los Fanjul sobre un Sorolla




El Departamento de Estado está investigando la reclamación establecida por la familia Fanjul sobre una pintura del Puerto de Málaga por Sorolla de 1910, la cual se alega se encuentra ilegalmente en manos de un negociante de arte.
Los Fanjul plantean que el vendedor, un italiano-argentino, adquirió esta obra y otras de la colección familiar cuando Cuba vendió cientos de pinturas durante la crisis económica tras la caída de la Unión Soviética.
De acuerdo al Financial Times, muchas de estas obras confiscadas han estado circulando en el mercado de arte internacional, pero los Fanjul y otras familias han listado sus colecciones con el Art Loss Register (ALR), una base de datos de obras de arte robadas.
Se trata de un problema complicado, porque los gobiernos europeos reconocen a Cuba y aceptan la confiscación de las colecciones, pero de acuerdo a la Ley Helms-Burton, es ilegal comerciar con propiedades confiscadas por el gobierno cubano. Si el Departamento de Estado encuentra culpable al vendedor de arte, el hecho podría tener un gran impacto en el mercado de obras procedentes de Cuba.