viernes, marzo 30, 2012

EL RÍO ALMENDARES. Origen y curso.



 Los habaneros que a diario cruzaban el puente de 23 sobre el Almendares y miran displicentemente a uno y otro lado del mismo quizás no piensen en el conjunto de actividades, trabajos y luchas que se han desarrollado alrededor del río en sus cuatro siglos de historia cubana.

Fue Pánfilo de Narváez y su equipo los primeros europeos que vieron el río Almendares, ...en aquellos lejanos días de comienzo de siglo XVI.

Los ríos han sido por lo general asentamiento de las primeras comunidades humanas. La China junto al Yang-Tsé, Egipto junto al Nilo, la India junto al Ganges. Grandes ciudades como París, Buenos Aires, New Cork, Londres se fundaron junto al río o a lugares cercanos a ellos. Si el asentamiento se hacia junto a una bahía se escogía aquella que no tuviese muy lejano el río, porque este sería, no solo la fuente de aprovisionamiento de agua, sino también el vehículo de penetración al interior de la región.
 
El emplazamiento de la Habana en la costa Norte es un ejemplo de ese proceso. Ya sabemos como esta se estableció primeramente al Sur, en la desembocadura de un río que aún no se ha podido determinar cual fue, aunque se sabe que tuvo lugar en la zona comprendida entre Rosario y Batabanó. De este lugar por lo malsano la población se traslado a una hacienda que tenía el colono Juan Rojas junto al Almendares, donde se había establecido un grupo de españoles con sus indios encomendados.

Después la habana paso definitivamente al este de la Bahía de Carenas. La Bahía presentaba la ventaja de la cercanía a las costas de tierra firme y por estar en ese camino fue pronto lugar de llegada de las flotas y galeones que iban para España. Pero el río estaba cerca de ahí por las leguas de distancia. Todo esto sucedió alrededor de 1519-1520.
 
Origen y curso del río

El Almendares comenzó a formarse hace alrededor de doce millones de años, según cálculos y estudios de geólogos y profesores cubanos y extranjeros; el río tiene una extensión de 38km y se origina principalmente en las lomas de Tapaste, sobre todo en la Peregrina y la del Gallo de las que bajan numerosos arroyos y cañadas que dan inicio a un caudal. El curso del río es de Este a Oeste y corre a lo largo del gran sinclinal que se encuentra casi al centro y un poco al norte de la provincia de La Habana. Al llegar a la zona de Vento se dirige al Norte para desaguar al Oeste de la Bahía de la Habana. Las rocas de la cuenca son calizas correspondientes al período geológico del Pos-Mioceno.

El río se encuentra en la etapa de la madurez, como lo demuestra los meandros de su cauce, que se puede observar perfectamente en la zona de Managua a Calabazar. Lo mismo puede comprobarse en el tramo de la antigua cervecería Polar en la desembocadura.
 
Hay algunas partes del río que se han rejuvenecido recomenzando una etapa de mayor actividad en sus aguas y en que la erosión vertical se hace más notable. Este "rejuvenecimiento" es producto del levantamiento de los estragos rocosos de la región por movimientos tectónicos que tuvieron lugar en etapas geológicas anteriores.

En los planos aluviales formados por inundaciones en que el material terreo se ha ido acumulando por milenios, hay algún doblamiento. Son agentes que han vivido del río, realizando diferentes labores de pesca, siembra y transporte. La zona en que está enclavado el Parque Almendares es precisamente un gran plano fluvial formado por deposición.
 
Debajo de la Cuenca del Almendares hay un gran caudal de agua subterránea que corre también de Este a Oeste, se mueve formando numerosos raudales. Está agua es de gran calidad y su temperatura media es de 25.5 C es constante lo que demuestra que no recibe filtraciones de aguas superficiales garantizando su pureza. Algunos manantiales que existen en la zona de Calabazar proceden de estas aguas subterráneas.