martes, febrero 07, 2012

Los baños de Soroa.



 Al norte de Pinar del Río hay una cordillera, llamada Guaniguanico, que se extiende por casi toda la provincia. Esta cordillera es formada por tres sierras o grupos montañosos, y de las tres, la Sierra del Rosario es la ubicada más al este y por tanto próxima a la provincia de La Habana.

Precisamente, es al sur de esa Sierra del Rosario donde se encuentran los Baños de Soroa, o como es usual llamarle, Soroa. Estos baños realmente son uno de los tantos rincones de esta cordillera, conde la naturaleza tropical de por sí hace del lugar un encanto terrenal; con razón que los lugareños le llamaban El Paraíso Encontrado. Es la brisa, la humedad, el canto de los pájaros o algo que tal vez no recordemos, que hacen de Soroa un lugar tan acogedor y apacible.

Es allí, aun a unos 250 metros sobre el nivel del mar, donde se efectúa el famoso Salto de Soroa, o Saltón. Si lo comparamos con las cataratas del mundo, o aun con otros saltos como el Ángel en Venezuela, realmente no es mucho, pero no se le ocurra pararse debajo del chorro de agua en el Saltón porque no va hacer el cuento.

Aunque no va a ser una experiencia del todo desagradable, porque el agua es de una temperatura fresca y totalmente cristalina. Más prudente sería darse un chapuzón, con mucho cuidado en las piedras no darse un resbalón, en la poceta formada por el Saltón.