martes, febrero 07, 2012

Ciego de Avila, colonial y exótica.


La provincia de Ciego de Avila se encuentra en la parte central de la isla, limitando al oeste con Sancti Spiritus, al norte con el Estrecho de la Florida, al este con Camaguey y al sur con el Mar Caribe. Su capital es la ciudad de Ciego de Avila, fundada en 1840 se caracteriza por la regularidad de su trazado en cuadrícula y la presencia de portales corridos y columnas neoclásicas de variado diseño que definen la imagen de la ciudad.

Sus costas son en la totalidad de llanuras planas y está presente una plataforma insular ancha bordeada en el extremo exterior por cayos, al norte el archipiélago de Sabana-Camaguey (Jardines del Rey) y al suroeste, el archiélago de los Jardines de la Reina, ambos de gran belleza natural y con decenas de kilómetros de playas de la mejor calidad.

Ciego de Avila está conectada con La Habana y el resto del occidente y oriente del país por la Carretera Central. Las líneas de ómnibus Vía Azul (en parada intermedia de un viaje diario Trinidad-Santiago de Cuba) y Astros (una salida diaria desde La Habana) la enlazan de manera directa con La Habana e indirectamente con las demás capitales provinciales.

La provincia de Ciego de Avila es uno de los principales destinos turísticos de la isla, básicamente por la presencia en su territorio de Cayo Coco y Cayo Guillermo. Sin embargo, no es este su único atractivo, la misma ciudad de Ciego de Avila, la zona aledaña a Morón donde se encuentran la Laguna de la Leche y Laguna Redonda, así como la misma ciudad de Morón y el pueblo holandés.