domingo, agosto 28, 2011

Cobardia.


Por miedo hay seres
que se crean carceles invisibles
con barrotes de moral fingida,
visualizan celadores acallando
el grito que sumisos se tragan,
se doblegan ante libertades prohibidas.

Hombres enjaulados y causas sin fin,
viven derrotados,
entre sus propias cadenas de cobardia.


Engie Alvarez

sábado, agosto 27, 2011

UNA ANECDOTA SOBRE LA GUANTANAMERA

Paisaje jaruqueño.

El Punto Cubano es la música de los hombres y mujeres del campo y sus interpretes son conocidos como poétas, repentistas o decimistas.
La Guantanamera, compuesta e interpretada magistralmente por Joseito Fernández, es la más internacional de las melodias cubanas. Muchos son los interpretes que han incluido en su repertoria esta canción con versos de José Martí, pero pocas personas conocen esta anécdota contada por uno de los grandes decimistas del país.
Cuenta Adolfo Alfonso, que en una ocasión un repentistas criollo, nombrado José Marichal, se enamoró de una joven y ella le dijo: a mi lo que me gusta mucho es la Guatanamera y el hombre para congraciarse con aquella mujer, cantó la famosa canción en un programa campesino de la antigua CMQ.
Aquello resultó un verdadero desastre y luego en la misma emisora, Rigoberto Riso, en simpática controversia poética con el propio Alfonso, comenzó a maldecirlo, deseandole cosas terribles y concluyó así: Que nunca tengas un real/ y que antes que te mueras/ oigas la Guantanamera/ cantada por Marichal.
El punto cubano, de herencia hispánica, recurre a textos en estrofas de 10 versos y las agrupaciones musicales incluyen guitarra, laúd, tres, clave, tiple, guiro y tambores, mientras entre los más importante improvisadores cubanos figuran; Jesús Orta Ruiz, Angel Valiente, Adolfo Alfonso y Justo Vega.

fuente: arrajatable,net

Mi Cuba libre. Autor: Roger Silverio.

De la inspiracion de mi querido amigo Roger Silverio, hoy les traigo este poema.


Mi Cuba libre
Autor: Roger Silverio

Suena a lo lejos tambores,
Que Anuncian calamidad,
Laaarga es la fila de esclavos
Que caña van a cortar,
Se escucha llanto, es un niño,
Que lo quieren separar
De su madre que han vendido
Y se la van a llevar.

Un negro deja la fila,
Que en la guardarraya va
Y Como centella vuela
En busca de libertad,…
Se esconde en el monte,
En donde su vida defenderá
Con el machete en la  mano,
Ahora es jibaro y sabrá
Que caro cuesta, ser  libre
Pero no, no renunciara.

Muchos perros le persiguen
Pero se logra escapar
Su niño ha quedado solo
Y nadie lo atenderá
Pues el “amo” por que el vuelva
Ha prohibido cuidar

Todas las noches se pregunta
La causa de esta maldad
Porque vendieron su negra
Como su niño estará
Más para sorpresa suya
El tambor pronto dirá
Que su niño ha muerto de hambre
Y que lo van a enterrar
 

OH Dio’, ¿que ha echo e’te negro
Que tu quiere castiga’
Por que el amo me ha quita’o
Lo que me enséñate a’ma?
Soy jibaro en e’te monte
Embu’ca de liberta, de que,
¿De que me sirve la vida
Cuando ya no tengo na’?.

Y aunque mi niño era negro
A el le gustaba juga’
Tu sabe Dio’ que era bueno,
Bueno, para trabaja’
Pué tenia mano grande
Pa’ mucha caña corta’
Y por la noche rezaba
Pidiendo por lo dema’
¿Porque Seño’ permitiste
Que perdiera su mama’
¿Porque dejaste que amo
Fuera tan cruel si jama’
Te pedimos otra cosa
Que no fuera liberta’?

Ahora Dio’,... e’te negro jibaro
Po’ su hermano va a lucha
Y se va a unir a la fuerza
De Maceo el genera’
Tu sabe que no me gu’ta
Ver la sangre derrama’
Pero a e’ta tierra bendita
Quiero ver en liberta’
Y este machete cabeza
Del español cortara’
Pa’ que mi Cuba sea libre
Como muy pronto será.

Y junto al blanco aquel negro
Conquisto’ la libertad
Y el pueblo creció contento
Porque no había maldad

Aquel que fuera un esclavo
Llego’ a ser un hijo más
Y había risa y charanga
Y conga, música y paz.

Pero en el cincuenta y nueve
Se perdió la libertad
Porque un grupo de malvados
Nos la supo arrebatar,…
De nuevo se le vio la fila
De esclavos para cortar
Caña pues mi pobre Cuba
Se le volvió a esclavizar.

Ahora no era solo el negro
El que lloraba...y el mal
Se robaba la alegría
De mi patria,... pues el mar,
Se tragaba nuestros hijos
Que trataban de escapar,
O de nuevo como esclavos
Los llevaban a pelear
Como simples mercenarios
De ese sistema infernal
Que ha llenado nuestra tierra
De luto lloro y pesar.


Más como ayudo a aquel negro,
Dios ayudara a triunfar
Y habrá de nuevo charangas
De alegre repiquetear…
Y negra, mulata y blanca
En la calle, en el solar
Danzaran juntas la conga
Disfrutando libertad
Y todo,… todo será alegría,
Un lugar para envidiar,
Porque Cuba es miel, es fuego,
Es acero, es pedernal
Y en su vena hay sangre negra,
India, blanca, hay caña y sal
Sal que nos brindan sus playas,
Con arenas,... sin igual,
Pues Cuba es tambor, maraca,
Guitarra, Clave y Timbal.

El afilador de tijeras .

Por Engie Alvarez.
foto tomada de internet.


Nunca mas habia vuelto a ver un afilador de tijeras, despues de muchos anios escuche la musiquita, corri a a ventana y lo vi pasar, me transporto a mi casa en Ampliacion de Almendares, La Habana, cuando semanalmente pasaba aquel  senior mayor, vestido muy humildemente con un gran sombrero para portegerse del sol, quien mientras tocaba la filarmonica y pregonaba a todo pulmon afiladooooooooor, empujaba su carrito, una especie de mesa rodante que con el auxilio del pie movia una piedra de afilar.  No solo afilaba tijeras, tambien cuchillos, navajas, machetes, alicates de manicures, etc.

No tengo tijeras que afilar, pero sali al portal para contemplar al afilador de tijeras que pasaba frente a casa, me alegro tanto al ver que el viejo oficio aun no ha desaparecido.

La Macorina.

Por: Josefina Ortega.
Es de imaginar la pasión desbordante que provocó en los hombres aquella mujer de impresionante belleza que, en La Habana de los inicios del siglo XX, se paseaba arrogante en un auto descapotable de color rojo, por Prado y Malecón, con la bufanda al cuello batida por el viento.

Y ya en el ocaso, perdidas su gracia y seducción, quien fuera “la hembra más celebrada de toda la ciudad”, no dudó en confesar a la prensa, con orgullo mal disimulado: “más de una docena de hombres permanecían rendidos a mis pies, anegados de dinero, y suplicantes de amor”.
Fue un verdadero escándalo en los años 20.
El primero y único amor
Personaje de leyenda, La Macorina nació en 1892 en el poblado de Guanajay, entonces provincia de Pinar del Río.
Su verdadero nombre era María Constancia Caraza Valdés.
De ella son estos recuerdos:
“La primavera en el campo embriaga. Yo tenía 15 años y la sentía en la piel, en los ojos, en el alma. La primavera me empujó a escapar de casa con un hombre que prometió amarme por siempre.
“Mis padres intentaron que regresara, pero seguí en La Habana con mi primer y único amor, aquel que recordaré hasta mi muerte.
“Él apenas podía garantizar nuestra seguridad económica. Un día apareció una mujer que dijo saber la forma en que podíamos vivir lujosamente. Yo accedí y con ese tremendo error comenzó una etapa de mi vida…”
Ya para entonces vivía en la calle Galiano, cerca del Malecón, y se hacía llamar María Calvo Nodarse.


María Calvo Nodarse nació en Guanajay en 1892 y cuando tenía 15 años se trasladó a escondidas de su familia a La Habana, “raptada” por su novio. La capital le ofrecía mucho a esta joven belleza de mujer que tenía las ideas claras de cómo quería vivir a partir de ese momento.

Cuando las estrecheces de la vida diaria entre las cuatro paredes de
un cuarto habanero se le hicieron insoportables, apartó al novio de su
vida y a los pocos meses empezó a hacerse notar entre los hombres que ostentaban una buena posición económica. No fue una prostituta en el sentido indiscriminado que conlleva esta profesión, ni tampoco trabajó en un burdel, sino que se prostituía selectivamente. Y comenzó su carrera rápida hacia la opulencia, según declaró en el más puro estilo folletinesco en una entrevista que le hizo Guillermo Villarronda para la revista Bohemia el 26 de octubre de 1958: “más de una docena de hombres permanecían rendidos a mis pies, anegados de dinero, suplicantes de amor”

Su época de esplendor fue bastante dilatada para este tipo de vida,
pues abarcó desde 1917 a 1934. Tuvo cuatro lujosas casas: en Calzada y B, Línea y B, Habana y Compostela y San Miguel entre Belascoaín y Gervasio; poseyó unos valiosos caballos, así como pieles y muchísimas joyas de incalculable valor, además de nueve automóviles, principalmente europeos pues eran sus preferidos. Sus gastos mensuales para mantener su tren de vida ascendían a $2.000 mensuales,sin contar las cantidades extras con las que ayudaba a su numerosa familia, todo lo cual constituye una verdadera fortuna si tenemos en cuenta de que hablamos de la década de los años veinte. Fue la amiga de ricos habaneros dedicados a la política y los negocios, entre ellos José Miguel Gómez (conocido popularmente como ³Tiburón²), a quien ayudó con su lealtad durante los sucesos de ³la Chambelona² Fue tan popular la Macorina que no sólo tiene en su honor dos composiciones musicales y una pintura de Cundo Bermúdez, sino que fue inmortalizada en las famosas charangas de Bejucal, que se celebran en el mes de diciembre,donde en los desfiles de personajes aparecía una muñecona con careta, debajo de la cual estaba su creador, un albañil llamado Lorenzo Romero Miñoso.

María se convierte en Macorina

Aunque ella misma declaró que detestaba ese apodo, lo cierto es que
pasó a la fama con ese nombre y como si hubiera sido obra de la casualidad.
Al Paseo del Prado entre San Rafael y San Miguel se le conoce como la
Acera del Louvre, así llamada por el famoso Café del Louvre, fundado por Juan de Escauriza en 1844. En esa misma acera se establecieron posteriormenteel Hotel Telégrafo y el Hotel Inglaterra, inaugurado éste en 1875 y donde se hospedó en 1890 Antonio Maceo. La Acera del Louvre se hizo famosa: allí se reunían, primero, los jóvenes revolucionarios antes de incorporarse a las filas insurrectas; y ya en la República conversaban y leían sus obras los entonces jóvenes Emilio Ballagas, Jorge Mañach y otros talentos de la misma época. Y en una ocasión, mientras María andaba por la acera del Louvre, un joven que había bebido más de la cuenta dijo al pasar la bella mujer:
³¡Ahí va la Macorina!², cuando en realidad quería decir la Fornarina
(llamada realmente Consuelo Bello), una famosa cupletista española,
contemporánea de la también española Raquel Meller y de la cubana ³la Chelito² (³la Coquito²). Quiso compararla a la Fornarina pero su embriaguez le hizo decir ³Macorina².

La decadencia
Como ya es lugar común en este tipo de biografías, el ocaso de la
Macorina se inició en 1934. La situación económica nacional ya no era tan próspera, pero quizás el hecho indiscutible era que la Macorina tenía entonces 42 años. Los amigos del pasado iban amparándose en excusas cada vez que ella les pedía ayuda, y así fue vendiendo todas sus pertenencias, desde las joyas hasta las casas y los coches: la Macorina acabó en la más absoluta pobreza, viviendo en un cuarto alquilado en una casa familiar habanera.

La ficción
A partir del triunfo sostenido de la canción de Chavela Vargas, hemos
podido enterarnos de muchas leyendas acerca del personaje de la Macorina, historias tan sorprendentes como la que afirma que fue una guerrillera, así comouna luchadora por la libertad en el siglo XVII en Hispanoamérica. También se dice que su verdadero nombre es María Constanza Caraza Valdés, el cual se cambió por el de María Calvo Nodarse, pero lo cierto es que en el permiso para conducir o cartera dactilar expedida por el Municipio de La Habana aparece con el nombre con el que ella misma se ha dado a conocer.

También se la ha descrito como hija de negra y chino, pero las fotos que de ellase han publicado (incluida la que aparece en el permiso de conducir) muestran a una mujer blanca.


³Ponme la mano aquí²
La canción La Macorina que interpreta actualmente Chavela Vargas lo
único que conserva de la que cantaba Abelardo Barroso es ese inquietante estribillo: ³Ponme la mano aquí, Macorina². La música es de la propia Chavela y la letra de Alfonso Camín (1890-1982), un asturiano que llegó a La Habana con quince años y que después de sobrevivir gracias a múltiples y variados empleos (desde machetero hasta dependiente y vendedor) llegó a ser redactor del Diario de la Marina, periódico que incluso lo envió como reportero de guerra a Europa cuando la Primera Guerra Mundial. Fue un prolífico autor de agitada vida que publicó muchas obras pero completamente ignorado por los escritores cubanos. A mediados de los años cincuenta se marchó definitivamente a México. Pero Alfonso Camín no ha pasado a la posteridad por sus numerosas obras sino por la letra de La Macorina:

Los amigos y clientes la fueron abandonando y una no muy joven Macorina tuvo que vender hasta la última de sus propiedades.
Algunos la recuerdan regenteando un burdel en la calle Príncipe. Al final, se instaló en una humilde casa de huéspedes de Centro Habana.
“Hoy no tengo ilusiones, pero sí paz. Vivo acompañada de la soledad”, declaró a la revista Bohemia, en 1958, a los 66 años, casi en la miseria.
Murió en La Habana en 1977.
De ella queda un lienzo de Cundo Bermúdez, una muñecona en las Charangas de Bejucal, una escudería de autos antiguos con su nombre y el famoso danzón con su atrevido estribillo: “Ponme la mano aquí Macorina pon, pon Macorina, pon”.        

Ponme la mano aquí, Macorina,
pon, pon, pon, Macorina,
pon, pon, Macorina.
Yo conozco una vecina
que me tiene alborotao,
me enteré que en los paraos
la llaman la Macorina.
Ponme la mano aquí, Macorina,
que me muero, Macorina.
ponme la mano aquí, Macorina,
que estoy loco, Macorina.
Ella gasta gasolina
en su carro colorao,
y sigue con el tumbao
que ella es la gran Macorina.
Allá va la Macorina
en su carro colorao,
ella va pa’ los saraos
con su tremendo tumbao.
Le dicen la Macorina
con su carro colorao.

Circulación de una nueva moneda que carecía de algún valor.

Una ley que afectó a todos...
Por: Maria Teresa Villaverde Trujillo

-Billete cubano con la firma de Felipe Pazos-
-1949-

Amanecía el 5 de agosto de 1961 y sucedió como sucedía en todos los amaneceres en Cuba desde los primeros días del mes de enero de 1959: los rumores se convertían en una triste realidad.
Apareció la Ley No. 963 del 4 de agosto de 1961 que establecía el canje obligatorio de los billetes hasta ese momento en circulación. Y el motivo declarado fue:
«Es inaplazable eliminar la inseguridad y el riesgo resultantes del hecho de que los billetes cubanos actualmente en circulación vengan imprimiéndose en empresas extranjeras que están fuera del control efectivo del Gobierno Revolucionario.

 El régimen socialista lanzaba una ley que afectaba a la mayor parte de la población: el canje de la moneda nacional cubana vigente hasta ese momento, billetes firmados por el consultor del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, el sabio economista cubano Felipe Pazos, presidente-fundador del Banco Nacional de Cuba (1948-1952), por otra moneda creada entonces por el gobierno revolucionario-socialista, billetes firmados por el argentino Guevara quien había desde el 26 de noviembre de 1959 funcionado por un corto tiempo como presidente del Banco Nacional de Cuba. Billetes nuevos en circulación a partir de esta fecha -producidos en la Imprenta Nacional de Valores de la República Socialista de Checoslovaquia- y firmados con el sobrenombre “che”, quizás para ridiculizara la nación, a los intereses natos del país, mostrando a su vez una total falta de respeto hacia un pueblo que ya no tenia derecho a opinar, ni tan siquiera hablar.
Era un golpe a la economía, pero más aun a la oposición.
Todos nos quedábamos sin dinero en la mano.

-Billete donde se observa la firma “che”-

Aseguraba el gobierno que se veía en la necesidad de efectuar el cambio “para evitar que se escaparan las divisas” y a la vez que tuvieron ellos la oportunidad de invertirlos “correctamente”.

Excepto las farmacias y centros de salud, el resto del comercio se mantuvo cerrado durante los dos días que duró el cambio de moneda.
Las colas en los bancos eran interminables.
Todos, hasta el mas pobre, tenia alguna moneda que entregar al gobierno socialista...
...porque había que entregar todo el dinero en efectivo que tuviera el ciudadano y recibir –caso que cambiara una suma mayor- solamente hasta 200 pesos –nuevos billetes- por núcleo familiar. La nueva ley revolucionaria contemplaba que si el ciudadano mantenía cuenta en un banco, o al momento del cambio hacia un deposito fuerte, el régimen le reconocía solamente hasta la cantidad de $10,000 pesos; ....el resto lo perdía el depositario. Pero de esta cantidad reconocida o alguna cantidad menor, la persona solamente podía extraer 100 pesos mensuales.

El ciudadano se veia en la necesidad de cumplir con la ley so pena de sufrir cárcel desde varios meses hasta cinco años, o quizás una condena maas larga. En Cuba ya en esos momentos no existía respeto ni para la ley jurídica ni para la vida de la persona.

Recuerdo que tanto era el miedo que el cambio de la moneda se efectuó en un proceso tranquilo y silencioso, un silencio letal, vigilado el pueblo por los comités de defensa de la revolución y por los miembros de la milicia socialista.

miércoles, agosto 24, 2011

Ayuda médica internacionalista de Irán…, siempre que uses el velo.


Irán comienza a extender su influencia hacia América Latina, ha aprendido de los comunistas cubanos que la ayuda solidaria, sobre todo en salud, da buenos dividendos políticos. De manera que ha construido un Hospital completo en la Bolivia de Evo Morales, que para eso es uno de sus aliados naturales en el Cono Sur. Todos contra el Imperio, que no es otro que los EEUU, parece ser la consigna.
Pues bien el Hospital se construyó, se equipó y entrará en funcionamiento con el dinero que proporcionó, el sicópata gobernante de Irán. Pero eso sí, ponen como condición que las mujeres que trabajen allí deben usar el velo islámico. De lo contario NO hay trabajo.
Esto en un país eminentemente católico como es Bolivia esto un insulto a la tradición religiosa y cultural del país y además una imposición que viola los derechos más elementales. ¿Cómo usted va a obligar a las mujeres bolivianas a usar el velo islámico, solo porque Irán pagó por construir un Hospital en Bolivia?.

Pero bueno aquí les dejo la información del periodico:

Empleadas femeninas del Hospital República Islámica de Irán, inaugurado el martes en la ciudad de El Alto, en Bolivia, han denunciado que la administración impuso a las médicas, enfermeras y demás empleadas el uso del velo islámico para trabajar en ese centro médico.

La denunciante, quien pidió al diario boliviano La Prensa mantener su nombre en reserva por temor a represalias, afirma que la “obligación” de la utilización del pañuelo o velo (hiyab, para las musulmanas) para cubrir la cabeza de la mujer fue “planteado como un requisito indispensable” para ser contratadas en el hospital.

Irán es una República Islámica, regida espiritualmente por el Ayatolá (máxima autoridad religiosa chií), dignidad representada en la actualidad por Alí Jamenei. Como Estado teocrático, se rige por la sharia o ley musulmana, que establece para la mujer el uso del hiyab para cubrir la cabeza y de vestimentas que cubren completamente el cuerpo, conocidas en el mundo islámico con nombres como niqab, burka o chador.


El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Gustavo Torrico defendió la imposición del uso del velo islámico para las mujeres contratadas en el Hospital Iraní porque es “como si se estuviera pisando” el suelo de ese país y debemos regirnos por esas normas

martes, agosto 23, 2011

Una enfermera cubana, radicada en los Estados Unidos, hace denuncia por mala práctica o negligencia médica en Cuba.

Una enfermera cubana, radicada en los Estados Unidos, denuncia un caso de negligencia o mala práctica en Cuba. Ella indica que trabajó en algún servicio de Oncología en la Isla.

Se refiere a su señora madre aquejada de un Cáncer que presentó un cuadro abdominal agudo por lo cual fue trasladada al Hospital "Hnos. Almejeiras" donde no se hizo un diagnóstico y no se indicaron las investigaciones de rigor; más tarde es atendida en el Hospital "Calixto García", pero la enferma muere.

La información aquí:

Mensaje de enfermera en EEUU denunciando negligencia médica en Cuba que resultó en muerte de su madre- 2 de julio a las 8:04 PM
 
https://www.google.com/voice/fm/16166385738979693582/AHwOX_Cc8IgEPqtYXfwfC3405s9bQ83VUgWzfcpBzt37DkAsI4VZWfbiGUo7w5CrmgKvflM_qjSyfrjpGrukkXhFLoEBK6yPYH6yDNO5IEVX-Uhdp8gnLO1DRRPUudueYNqaC7jWmmpCPz-PCuHrTEQKdf8iYF-o1Q

Las butifarras del Congo. Para los vecinos de Guines.



El surgimiento, confección, venta y promoción de este plato constituye orgullo tradicional del menú de los vecinos de Güines.
Por su gusto y calidad, fue conocido nacional internacionalmente, y ampliamente divulgado mediante la canción Echale Salsita, de Ignacio Piñero y su Septeto Nacional.
Guillermo Armenteros, conocido por el sobrenombre de El Congo desde su infancia, fue natural de esta zona, y provenía de una familia humilde dedicada al corte de la caña. Era de mediana estatura, sencillo, jaranero y bien parecido, y se calcula que haya nacido en la última década el siglo XIX.
Hay quienes afirman que las butifarras comenzaron a hacerse en 1955, y se vendían en las fiestas, frente al actual restaurante que mantiene el nombre de El Congo.
Las butifarras, plato fruto de la cocina española en Catalina, con nuevos preparativos y condimentos en su confección, cambió su sabor y adquirió características muy personales y peculiares, por lo que logra alcanzar aceptación, gran popularidad y alto nivel de ventas.
Al principio El Congo vendía el codiciado producto dentro de una cesta que se colocaba sobre su cabeza, en sitios cercanos a los bailes y fiestas públicas, religiosas,... Durante sus gestiones de venta pregonaba la palabra ¡salsa! Todos los comensales coincidían en que era un plato exquisito.
El Congo progresó con el producto de sus ventas y entonces comenzó a vender la butifaras en una carretilla parecida a las que utilizan los granizaderos, donde expendía su producto con pan o sin el.
Con posterioridad adquirió un kiosko transportado o portátil que podía trasladarlo con facilidad de un sitio a otro. El precio de venta consistía en cinco centavos y se incrementaba a 10, si era acompañada de un pan; en caso de que este incluyera dos unidades, su costo era de 20 centavos. Las unidades solas se vendían por decenas con su salsa.
En 1957, al inaugurarse el restaurante, continuaron vendiéndose por este valor y presentación, pero ahora, acompañada de otras comidas.
En el proceso de fabricación de las butifarras intervenían cinco o seis personas, y cada una de ellas realizaba un trabajo específico: preparar la carne y los sazones, virar al revés los intestinos y lavarlos (luego se inflaban y se ubicaban al Sol) amasar y rellenar, amarrarlas y ponerlas al vapor de un fogón de carbón.
Se supone que, lo singredientes, más o menos, fueran: 50 por ciento de carne de puerco, 25 de empellas de cerdo y 25 de carne de res y, por su puesto, se les agregaba pimentón El Potro, ajo chileno, nuez moscada y sal.
Las carnes se preparaban en forma de picadillo crudo, al que se le adicionaba especies y sazones. Posteriormente, dicha masa era pasada a una habitación en la cual primero solo podía entrar El Congo y, después del fallecimiento de este, su hija Guillermina. El proceso en aquel sitio constituía un secreto familiar, pues era donde se le daba el acabado a la masa, la cual se depositaba mediante un embudo dentro de la llamada tripa, y se ubicaba sobre el fogón.
La salsa se preparaba aparte, con grasa, sazones y especias, sin puré de tomate.
La ubicación del comercio, en sitio junto a la Carretera Central, contribuyó a engrandecer la fama de la butifarra, que en su momento era la principal del país.
Este producto se confeccionó según la receta original de El Congo, hasta el año 1964, cuando el establecimiento fue intervenido.
Ignacio Piñeiro y su Septeto se presentaron para actuar en un salón de baile denominado El Cañón, que existió en Catalina. Allí El Congo estaba pregonando su producto y les brindó butifarras a los músicos; les agradaron tanto, que Ignacio Piñeiro prometió allí mismo componerle una canción, la cual fue estrenada en esa actividad. Esta pieza de la música popular, que data de la década del 50, contribuyó a incrementar la fama del apetecido producto.

El Congo era un negro liberto, nacido en las cercanías de Catalina de Güines en 1875, del Central Alejandría, que para sobrevivir producía unas butifarras de carne de Res, Puerco y Pollo a las que añadía una salsa picantosa. Las butifarras del Congo tuvieron tal demanda que tiempo después, el pequeño carrito se convirtió en un exitoso restaurante a la borde de la Carretera Central, bautizado por los hijos de Guillermo Armenteros como “El Congo”. Este pequeño negro de descendientes africanos, era Abakua de la potencia Obonékue Apapá Umoni Efí Ekueri Tongo

jueves, agosto 18, 2011

Exhortación al régimen marxista cubano


Exhortamos al régimen marxista de Cuba, a que exponga en la Internet una página con todos los nombres de:

-Los ciudadanos cubanos “internacionalista” que murieron en Angola, Etiopía, el Congo, Alturas de Golan, etc.
-Los que murieron fomentando guerrillas comunistas en Santo Domingo, Panamá, Nicaragua, Colombia, Bolivia, Venezuela, etc.
-Los que cayeron luchando contra las Guerrillas Campesinas Democráticas Anticomunistas del Escambray, los llanos de la antigua provincia de Las Villas, Matanzas, La Habana y Camagüey, las montañas de Oriente y Pinar del Río, (en Cuba).
-Los que han muerto en enfrentamiento contra la Resistencia Democrática Anticomunista Clandestina en las ciudades (de Cuba).
-Los milicianos, policías y soldados, que cayeron en la Invasión de Playa Girón (Bahía de Cochinos), y otras acciones donde se enfrentaron con comandos anti-marxistas exiliados.

Mentiras de Castro. Discurso en Columbia y La verídica historia de la paloma de Fidel.


La Habana. Enero 9 de 1959. Campamento Militar de Columbia (Ciudad Libertad), y con la paloma posada en el hombro: "Y quiero decirle al pueblo y a las madres de Cuba, que resolveré todos los problemas sin derramar una gota de sangre. Le digo a las madres, que nunca a causa de nosotros tendrán que llorar"

 Hay muchas versiones sobre la Paloma de Castro, la más difundida es la versión del periodista Luis Ortega (ler abajo), quien asegura que todo fue una escena preparada por Luis Conte Agüero, Secretario General del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) y estrecho colaborador de Fidel en esos años, hoy en el exilio.

La verídica historia de la paloma de Fidel
Luis Ortega, 29 de diciembre, 2003
La Prensa: Siempre, al hablar de palomas, hay que tener mucho cuidado. Las palomas siempre están asociadas con los milagros y con los misterios. En un artículo anterior, al hablar yo de la paloma que se la había parado a Fidel Castro en el hombro al llegar a la Habana en 1959, hubo un error aparentemente sin mayor importancia. En mi artículo apareció que lo de la paloma había ocurrido en España. Error de imprenta. Nada de eso. lo de la paloma fue en La Habana, al llegar Castro a la capital.
Eso ocurrió hace 45 años y muchos de los que estaban allí, en aquel día de Enero de 1959, están hoy en los cementerios, o en los asilos, o son presidentes o secretarios de las 458 organizaciones anticastristas que subsisten en Miami, y probablemente ya han perdido la memoria y apenas les queda movilidad para jugar al domino.
Me acuerdo muy bien de la paloma. Fue algo impresionante. Fidel Castro estaba pronunciando un largo discurso, era el mes de Enero. Los cubanos, todos, estaban alborozados.
Nunca se vivió un momento de mayor entusiasmo en aquella isla. Allí estaban, ante Fidel, todos los cubanos, miles y miles, los del resto del país ya le habían rendido honores a lo largo de la caravana que recorrió la isla de oriente a occidente.
Todos los que están ahora en Miami, jugando al dominó, también estaban allí rompiéndose las manos en aplausos y gritos. La voz de Fidel traía un nuevo dramatismo a la historia de la isla. Era una aurora de libertad. Fue casi como una misa. Y entonces, en el mejor momento del discurso de Fidel, una paloma blanca revoloteó en torno a la cabeza del líder y terminó posándose en su hombro.
Hubo un silencio profundo.Un sordo rumor recorrió la muchedumbre. Es probable que muchos de sus oyentes en aquel momento se hayan presignado. Pero detrás de Fidel estaba Luis Conte Aguero y se le vio con la boca abierta, contemplando la paloma. Nadie entendió por qué Conte fue el más asombrado de todos. Pero yo ya he oído la historia y ya en el lecho de muerte (es un decir) quiero contar la verdad. No me quiero llevar el secreto a la tumba. (Lo de la tumba es otro decir).
La historia secreta de la paloma es la siguiente. Un viejo, muy viejo, me ha contado la historia con algo de estremecimiento en la voz. Conte Aguero, que veía la revolución como algo excepcional, tal vez como una revelación divina, se preparó cuidadosamente antes de la llegada de Fidel a La Habana, para ponerle un toque de religiosidad al primer encuentro del gran líder y su pueblo. No se lo dijo a nadie. Muy en secreto, aquel hombre,- que era en aquel tiempo- la voz más alta del Oriente, desde el día primero de Enero, se dedicó a entrenar la paloma blanca para darle un sentido carismático a la llegada de Castro a La Habana. En aquellos tiempos, Conté Aguero oficiaba como una especie de sacerdote de la revolución.
Era una sorpresa que quería darle Conté Aguero a Fidel Castro. Fue una noble idea. Aquella paloma, entrenada por él, iba a servir para subrayar el sentido del movimiento. Iba a subrayar el sentido histórico del movimiento. Iba a subrayar el carácter evangélico de la jornada. Y así fue. Espero hasta el momento en que la multitud había ya caído en trance. Era un vasto océano de gentes delirantes. Ya la voz de Fidel era ronca. Los aplausos y gemidos de la multitud apenas si lo dejaban hablar. Y fue entonces que Conté Aguero, con su ademán bíblico, soltó la paloma. Y la siguió en el aire, con ternura. Su paloma volaría hacia Fidel y se posaría suavemente en su hombro y entonces un rugido saldría de la multitud.
Pero, no. No ocurrió nada de eso. La paloma de Conté Aguero levantó el vuelo, dio unas cuantas vueltas y se perdió a la distancia. Un sollozo salió de los labios del poeta que ya era Conté Aguero. Había sido traicionado por la paloma.
Pero entonces ocurrió algo insólito, realmente milagroso. Otra paloma apareció de no se sabe dónde y se posó en el hombro de Fidel.
La nueva paloma era todavía más blanca y hermosa que la de Conté. Fue una revelación que dejó al pobre Conté temblando. Lo que él había convertido en un verdadero milagro. Era una auténtica paloma y un auténtico milagro. Y la multitud entendió lo que había pasado, entendió que la divinidad había hecho su decisión. Y lo peor del caso, es que la nueva paloma, la del milagro, miraba ahora a Conté Aguero con algo de burla en los ojillos.
Han pasado muchos años. La revolución ha cumplido 45 años. Nunca jamás se ha vuelto a hablar de la paloma misteriosa. Fue entonces, al poco tiempo, que Conté Aguero tomó el camino del exilio y decidió que su misión en la vida era cantar.

POSTDATA. El Herald del pasado domingo publicó una información sobre Rafael Rojas, un intelectual cubano. Olga Connor firma el artículo. Rojas dice que lo que más le preocupa es que Fidel Castro lleva ya 45 años en el poder. Es verdad. ¿Y qué puede hacer el hombre? Lleva 45 años enfrentado a la guerra que le han estado haciendo los Estados Unidos. No han cesado un solo día, en 45 años, de planificar el ataque a la isla. ¿Qué debe hacer? ¿Desertar? ¿Quiénes son los responsables de todo lo que ha ocurrido en Cuba durante estos 45 años?
Fuente: La Prensa.(Nueva York)

miércoles, agosto 10, 2011

Autor de la música y letra del Himno de Cuba.


Autor de la música y letra donde se une el sentimiento de amor patrio y el combate para conquistar la libertad.
Pedro Felipe Figueredo y Cisneros
Nació en la ciudad de Bayamo, el 29 de julio de 1819. Perucho, como fuera conocido, alumno de José Antonio Saco en el colegio San Cristóbal; alumno en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana; se gradúa en España de abogado cursando estudios en la Universidad de Barcelona y en la Universidad Central en Madrid. Cultivaba además la literatura y la música. Viaja por distintos países y regresa a su natal Bayamo donde contrae matrimonio con la criolla Isabel Vázquez y Moreno trasladándose el matrimonio a la hacienda Santa María del Rosario, en las afueras de la ciudad.

Evitando verse envuelto en un incidente ocasionado por un retrato de la reina Isabel de España, decide mudarse a La Haban donde además de practicar la abogacía, se dedica a componer música y funda el magazín literario La Piragua. A la muerte del padre regresa el matrimonio a Bayamo. Poco después es sentenciado a catorce meses –arresto domiciliario- a causa de una carta que envía al Gobernador denunciando la incapacidad del alcalde de la ciudad.

Perucho Figueredo entró gloriosamente a formar parte en la historia de Cuba como una de las figuras más brillantes de las guerras independentistas y por ser el autor del Himno Nacional de Cuba. Vinculado con otras figuras que se preparaban en Bayamo para emprender la lucha por la independencia de Cuba, conspira en la sociedad de recreo La Filarmónica y en la logia masónica.

Estrella Tropical junto a Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Vicente Aguilera, Jesús Fornaris, Francisco Maceo Osorio y otros ciudadanos.

El 13 agosto del año 1867 funda en su casa el Comité Revolucionario y crea la marcha que él titula La Bayamesa. El 11 de junio de 1868 se toca en la Iglesia Mayor de Bayamo durante la celebración del Corpus Christi, pero las autoridades españolas de visitas en el templo se dan cuenta de que es un himno guerrero. La letra fue creada el 20 de octubre de 1868, cuando los combatientes independentistas, encabezados por Carlos Manuel de Céspedes, habían logrado ocupar la ciudad y los bayameses piden a Perucho la letra de su marcha cantándose en ese momento por un pueblo heroico.
Al realizarse la Asamblea de Guaimaro el 10 de abril de 1869 fue designado Subsecretario de Guerra. Cae preso el 12 de agosto de 1870; trasladándosele varias veces hasta llegar finalmente a la cárcel de Santiago. Juzgado por un tribunal militar es condenado a muerte. Poco antes de ser fusilado el 17 de agosto 1870, Perucho gritó a los soldados españoles que lo iban a ejecutar: ¡Disparen, que morir por la patria es vivir!

Historia de la cancion "Libre" interpretada por Nino Bravo

"Libre" canción de José Luis Armenteros y Pablo Herrero interpretada por Nino Bravo... la historia oculta y trágica del porqué de esta canción.

La canción habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín, el 17 de agosto de 1962.
Peter Fechter, un obrero de la construcción de 18 años, intentó huir junto con un amigo y compañero de trabajo, Helmut Kulbeik. Tenían pensado esconderse en el taller de un carpintero, cerca del muro, y, tras observar a los guardias de la "frontera" alejándose, saltar por una ventana hacia el llamado "corredor de la muerte", atravesarlo corriendo y saltar por el muro cerca del Checkpoint Charlie, a Berlín Oeste.
Hasta llegar al muro las cosas salieron bien, pero cuando se encontraban arriba, a punto ya de pasar al otro lado, los soldados les dieron el alto, y a continuación dispararon. Helmut tuvo suerte, Peter resultó alcanzado por varios disparos en la pelvis, cayó hacia atrás, y quedó tendido en el suelo en la "tierra de nadie", durante cincuenta angustiosos minutos, moribundo, desangrándose, a la vista de todos, y sin que nadie hiciera nada..
Gritó pidiendo auxilio, pero los soldados soviéticos que le habían disparado no se acercaron, y lo único que pudieron hacer los soldados americanos fue tirarle un botiquín, que no le sirvió de ayuda, ya que sus graves heridas internas le impedían moverse, y poco a poco fue perdiendo la consciencia. Durante casi una hora, los ciudadanos de ambos lados de Berlín contemplaron impotentes su agonía, gritando a los soldados de ambos lados para que le ayudasen.

Pero ambos bandos tenían miedo de que los del otro lado les disparasen, como había pasado en otras ocasiones anteriores; aunque ninguna en una circunstancia tan perentoria como esta y a las dos del mediodía, con tantos testigos presentes, incluyendo periodistas en el lado occidental.
Los soldados del lado oriental, zona a la que pertenecía en realidad la "tierra de nadie", tampoco le ayudaron, y no se acercaron hasta pasados 50 minutos, seguramente para que sirviera de ejemplo para cualquier otro que pensase huir.
(Aún así, entre 1961 y 1989 murieron más de 260 personas, sólo intentando cruzar el Muro; además de los que murieron al querer cruzar la frontera entre las dos Alemanias, y ya no hablemos de los que estuvieron en la cárcel por intentarlo, o por ayudar a otros).
Cuando por fin se acercaron los soldados de la RDA y se lo llevaron, los ciudadanos de ambos lados gritaron repetidamente "¡asesinos, asesinos!". En el lado occidental, se sucedieron las protestas y las manifestaciones los días siguientes, y los habitantes del Berlín Oeste comprendieron claramente lo difícil que sería para sus familiares y amigos del Berlín Este el intentar escapar. Asimismo, también se dieron cuenta, decepcionados, de que los soldados americanos, en pleno auge de la Guerra Fría, no harían nada para ayudarles en circunstancias similares. Fue un duro golpe para la esperanza de los berlineses.

TIENE CASI VEINTE AÑOS y ya está
cansado de soñar;
pero TRAS LA FRONTERA está su hogar,
su mundo y SU CIUDAD.
Piensa que la ALAMBRADA sólo
es un trozo de metal
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

Libre,
como el sol cuando amanece yo soy libre,
como el mar.
Libre,
como el ave que escapó de su PRISIÓN
y puede al fin volar.
Libre,
como el viento que recoge MI LAMENTO Y MI PESAR,
camino sin cesar,
detrás de la verdad,
y SABRÉ LO QUE ES AL FIN LA LIBERTAD.

Con su amor por bandera se marchó
cantando una canción;
marchaba tan feliz que NO ESCUCHÓ
LA VOZ QUE LE LLAMÓ.
Y TENDIDO EN EL SUELO SE QUEDÓ,
SONRIENDO Y SIN HABLAR;
SOBRE SU PECHO, FLORES CARMESÍ
BROTABAN SIN CESAR.

La canción, escrita diez años después de los hechos, recoge una historia y unas fotos que dieron la vuelta al mundo, y que todavía hoy son símbolo de la crueldad humana. En el lugar donde murió Peter Fechter, se levantó en 1990 un monumento. Ya en 1997, dos antiguos soldados de la RDA fueron juzgados, y admitieron haber disparado contra Peter Fechter. Se les declaró culpables, y fueron condenados a un año de cárcel. En el juicio el forense declaró que toda ayuda hubiera sido inútil, ya que la gravedad de las heridas le hubiera causado la muerte en cualquier caso. Pero es algo que nunca sabremos, ¿verdad?
La canción es símbolo de todo el pueblo alemán que soñó con huir, ya que si Peter fue la primera víctima del muro, el último, Chris Gueffroy, en 1989, tenía, precisamente, veinte años...
Algún día se conocerán también los muertos que hay por querer cruzar la frontera de la base naval de Guatánamo, Cuba, huyéndole al sistema totalitarista de los Castro. También se juzgarán y castigarán a los asesinos y se erigirá un monumento a tantas víctimas que sólo han deseado ser libres. Ya se conocen algunos casos como el joven que sobrevivió al explotar una de los cientos de minas, y que aunque perdió las piernas pudo años después llegar a EE.UU. y contar su historia y adquirir unas buenas piernas artificiales gracias a la generocidad del exilio cubano. Sólo se necesita un artista de la talla de Nino Bravo para que internacionalice esa canción, como hizo con “Libre” que por algo una vez estuvo también prohibida en Cuba.