jueves, marzo 31, 2011

Chistes sobre comunismo.

 

Tres presos en un gulag se ponen a charlar entre ellos de los delitos que les llevaron allí:
- "Yo estoy aquí porque siempre llegaba al trabajo cinco minutos tarde, y me acusaron de sabotaje", dice el primero.
- "Pues yo porque llegaba al trabajo cinco minutos antes, y me acusaron de espionaje", dice el segundo.
- "Pues yo llegaba todos los días puntual al trabajo", dice el tercero, "y me acusaron de tener un reloj occidental".
=====

Una oveja decide abandonar la URSS y al llegar al paso fronterizo un guardia la detiene y le pregunta:
- "¿Por qué quieres abandonar Rusia?"
- "Por la policía secreta", replica la oveja, "Stalin ha ordenado arrestar a todos los elefantes"
- "Pero tu no eres un elefante", responde el guardia.
- "Ya, intenta explicárselo tú a la policía secreta"
=====

¿socialismo o muerte? Eso es una redundancia
====

Malentendido chino

- Se muere Celia de Roque y en el cementerio, durante el entierro, Castro empieza a decir: mi Celia, mi Celia...
- Un chino que está cerca y lo oye le dice:
- ¿Mi Celia? Micelia, hamble y dictadula.
=====

Homenaje a Martí
- Fidel llama a Chávez y le pregunta.
- Compañero Chávez ¿que estás haciendo?
- Aquí compañero Fidel, "Bolivarizando" al pueblo venezolano. ¿Y tú que estás haciendo?
- Yo aquí "Marti-rizando" al pueblo cubano.
=====

Un socialista entra a un baño y encuentra a un capitalista. El capitalista lo ve y se esconde... entonces el socialista pregunta: ¿por qué huyes burgués?
El capitalista responde: es que ustedes cada vez que ven algo grande lo quieren nacionalizar!
=====

miércoles, marzo 23, 2011

Perdonar?

Por: Iliana Curra

En el tema cubano mucho se ha hablado, y se habla a diario, de perdonar. Aunque realmente se perdona al que se arrepiente, esto en términos religiosos. En términos judiciales puedes arrepentirte cincuenta veces, y si asesinaste, violaste o cometiste un acto delictivo, no creo que haya perdón.
...
Entonces, ¿a quien perdonar? ¿A quienes fueron partícipes de los paredones de fusilamiento? ¿A los que fueron –y son- parte de las turbas al servicio de la dictadura contra los opositores y el pueblo? ¿A los que hundieron el remolcador 13 de Marzo? ¿A los hermanos Pérez Pérez que con tanto ensañamiento dispararon sus misiles contra dos pequeñísimas naves aéreas tripuladas por civiles pertenecientes a la organización de Hermanos al Rescate?

¿Deberíamos perdonar a los que masacraron a los presos políticos en la cárcel de Boniato? ¿A los que dejaron morir a Pedro Luis Boitel y hasta lo golpearon cuando agonizaba? ¿Perdonaríamos a los que les echaron los perros entrenados a Jorge Luis García Pérez (Antúnez) en la prisión? ¿A los que han golpeado ya varias veces al periodista independiente, Guillermo Fariñas? ¿A los que hostigan al Dr. Oscar Elías Biscet en su celda? ¿A los que han torturado por años a Arturo Suárez Ramos? ¿O es preferible perdonar a todos aquellos que patearon y usaron la fuerza brutal contra el presidio político femenino?

¿Quizás se debiera perdonar a los que impidieron a Mario Chanes de Armas ver el cadáver de su hijo de apenas 22 años, luego de que muriera de forma misteriosa, para darle un último beso de despedida? ¿Acaso correspondiera perdonar a quienes fusilaron al Coronel Cornelio Rojas en la forma tan bárbara que lo hicieron, y que además dejaron constancia sádica en un video?

¿O es que se perdonaría a todos aquellos que fueron responsables de la muerte del opositor, Miguel Valdés Tamayo, quien fuera sacado de prisión por una licencia extrapenal por razones de enfermedad y luego le hicieron brutales actos de repudio y golpearon con saña? ¿Habría que perdonar a los que quemaron a Tondike y luego lo fusilaron sin compadecerse?

¿Perdonaríamos a los que usaron métodos de tortura contra La Niña del Escambray hasta enloquecerla? ¿A los que dieron electroshock a los presos políticos en la Sala Carbó Serviá? ¿A los que persiguieron al escritor Reinaldo Arenas? ¿A los que torturaron a Julio César Morales en sus doce años de encierro injusto? ¿A los que golpeaban por ser negro y rebelarse al prisionero político, Ignacio Cuesta Valle, conocido como el “Pichi”?

¿Qué cosa es perdonar? ¿Eximir de responsabilidad a los criminales que han vivido al amparo del régimen por todos estos años?

Llevamos casi medio siglo de tiranía nefasta. Son muchos los muertos en este largo camino recorrido que no acaba. Muchos presos, mucho dolor. Una desesperanza imperdonable. Un pueblo que vive pensando en huir porque le arrebataron sus sueños a golpes de mentiras. Un país en ruinas material y espiritualmente. Una infancia perdida entre pañoletas y consignas enfermas de odio. Una juventud que solo mira hacia al norte porque ha perdido la orientación hacia otros caminos que pudieran liberarla. Una indolencia universal que lastima hasta lo infinito.

Pero se habla de perdonar como si las víctimas no contaran. Muchos no han podido, ni siquiera, llorar a sus muertos y darles cristiana sepultura, como a los que asesinaron en las lomas del Escambray y otros tantos lugares en los que se luchó con las armas.
Ahora que los desertores son casi héroes en la ciudad donde más víctimas existen, se habla de perdonar para calmar sus miedos. Se habla de tolerancia para evitar la justicia. Aunque todavía no los he escuchado decir: “me arrepiento”. Así de simple.

Aún así, cuando la justicia divina los perdone, si es que se arrepienten, tendrá que haber justicia legal en una Cuba libre. Porque, a pesar de todos los indulgentes y sentimentales que andan por ahí, a pesar de la reconstrucción de una Cuba nueva y sin odio, si no hablamos de justicia, jamás podremos hablar de patria.

viernes, marzo 11, 2011

Aguacates cubanos

Venta de aguacates en La Habana. 
Seran aguacates catalina?

jueves, marzo 10, 2011

ÉRAMOS POCOS Y PARIÓ GORBACHEV

          No son malos, son víctimas 

          POR ESTEBAN FERNANDEZ

Hoy en día estamos sufriendo en el exilio las consecuencias de la campaña de “alfabetización” iniciada durante los inicios de la dictadura que no fue más que un adoctrinamiento masivo castrista que se extiende hasta la actualidad.  Cantaban “Somos la Brigada Conrado Benítez”, e inculcaban la F de Fidel, la R de Raúl, la A de Almeida, la CH del Che...

No lograron a cabalidad el cometido: crear un hombre ciegamente fanático del régimen, esos son una minoría, lo que consiguieron fue formar un tipo confundido, ignorante de la realidad cubana e internacional. Mientras tanto, algunas cartas que llegan provenientes de la Isla están cargadas de faltas de ortografía. Después de 52 años de haber intentado introducirles en los meollos, con una hoz y un martillo, el “castro-marxismo-leninismo” lo que han logrado es meterles basuras y mentiras  en sus cerebros. Quede claro que existen muchas excepciones, sobre todo los que tuvieron padres o abuelos inteligentes (en el caso de mi amiga Ibis García  Alonso tuvo una gran abuela) que no permitieron que se tragaran el paquete.

Pero Gorbachev formó el lío de la Perestroika y la URSS se fue a la bancarrota. Se acabó el subsidio soviético a Cuba y al unísono comienzan las visitas a la Isla de los prósperos y alardosos cubanos exiliados, prácticamente  restregándoles en sus caras la diferencia del “modus vivendi” en Cuba y en el extranjero. Ligaron un trágico parlé.

Aquella famosa frase del tirano: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella” se revirtió en su contra. El 80 por ciento del adoctrinamiento se fue para el carijo. Y decidieron poner pies en polvorosa. ¿Para donde? Para la tierra que les había inculcado que era el Imperialismo Yanqui el productor de todas las desgracias de nuestra nación desde antes de 1902.  Y, ¿a reunirse con quienes? A mezclarse con “la gusanera inmunda, con el lumpen, con los batistianos, con los latifundistas”. Con los que desde el mismo Kindergarten, Pioneros y Camilitos, les habían dicho  que éramos unos “lame botas del  Norte revuelto y brutal”. Todavía muchos siguen creyendo eso y son alérgicos a nosotros.

Y, ¡se fastidió el exilio! Nos cayó carcoma. Aquellos desterrados monolíticamente anticomunistas y anticastristas se vieron infiltrados de gente que no son “ni chicha ni limoná”, a los que todavía les queda por lo menos un 20 por ciento del adoctrinamiento inoculado.

 Son los que si hablamos de guerra nos dicen que “es muy fácil hablar de lejos” y que por haber salido de Cuba debemos mantenernos callados e inactivos. Ellos, desde luego, no se sienten parte del destierro porque enseguida que tienen un chance regresan allá con vituallas hasta para el Presidente del Comité de su cuadra. Si les hablamos de las acciones del exilio histórico se burlan, y nos echan en cara que al gobierno cubano no lo van a tumbar de esa forma. Y, al contrario, si no participamos en ninguna guerra eso tampoco los convence y nos llaman “guapos de laptops o de computadoras”. Palos porque bogas, palos porque no bogas.

La experiencia de sus compatriotas que llevan medio siglo luchando contra el sistema implantado no cuenta para ellos. En lugar de contradecir lo que debían hacer es aprender y enterarse de lo que verdaderamente sucedió y sucede en nuestro país. Nos echan en cara: “Ustedes se fueron de Cuba, ustedes no saben nada de nuestra nación”...   Y cuando les decimos: “Muy bien, perfecto, ilústrennos: ¿ qué pasó y que pasa en Cuba? En realidad lo único que saben es lo que sucedió en sus pueblos o en el barrio: que en Cuba escasea todo, que no hay futuro, que la caña está a tres trozos. Y yo los he escuchado decir que "allá vivían mejor que aquí". Algunos desertores ex oficiales de la Inteligencia cubana traen algunas informaciones (o desinformaciones) concretas. Esos si saben, pero a la mayoría de ellos yo los quiero a mil millas de mí.

Si usted les enseña una foto de  Carlos Fernández Gondin -un ejemplo, entre cientos y cientos- a los cubanos de a pie no tienen ni la menor idea de que es el siniestro Vice Ministro del Interior, un monstruo que sostiene que sería capaz de matar a sus padres, esposa e hijos si es necesario por defender a los hermanos Castro.

Lo que debieran hacer es documentarse y quitarse del cerebelo el “fidelismo sin Fidel”. Y a todos los que han conseguido eso: sacudirse el adoctrinamiento y detestan y combaten al castrismo ahí les va un abrazo.

miércoles, marzo 09, 2011

Teatro Payret de La Habana.

Su propietario fue el catalán Joaquín Payret, hombre que amaba las artes. Se inaugura el 21 de enero de 1877, abrio sus puertas por primera vez al público con el nombre de teatro “Payret”, aunque al año siguiente se le llamó “Teatro de la Paz”, después de firmado el Pacto de Zanjón. También ...se le conoció como “Coliseo Rojo”, por el color de sus decorados. El huracán de 1926 se llevó los techos del inmueble fue reconstruido entre 1948 y 1951.


jueves, marzo 03, 2011

Otra de las mentiras de Castro. Los mendigos en Cuba. Varias fotos

Dijo que eliminaria los mendigos y daria ayuda a los ancianos.

Deplorable estado de la vejez en Cuba.